Compra venta e intercambio

Foro para vender, comprar e intercambiar cualquier cosa que os apetezca, asi de paso conocernos entre tod@s!
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  BuscarBuscar  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 desarrollo del feto en el embarazo mes a mes

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:23 pm

4 semanas de embarazo
Cómo se está desarrollando tu bebé

¿Te has hecho ya una prueba de embarazo? Puede que sospeches que algo "diferente" está ocurriendo dentro de ti; algunas mujeres pueden intuir que han quedado embarazadas. O quizás creas que, por las fechas en las que hiciste el amor con tu pareja, hay muchas posibilidades de que estés esperando un bebé. En cualquier caso, al final de esta semana ya podrás confirmarlo con una prueba de embarazo.

Aunque todavía ni siquiera sepas que estás embarazada, ésta es la cuarta semana de tu embarazo porque se empieza a contar desde la última regla. El bebé es apenas una bolita microscópica que se llama "embrión", y la verdad es que todavía no se parece mucho a un bebé. En estos días está acomodándose en el útero y sus órganos están empezando a desarrollarse. Ahora también está creciendo la placenta, que será muy importante para tu embarazo. La placenta es por donde el bebé recibirá el oxígeno y los alimentos (en forma de nutrientes) que entren en tu sangre. Al final de esta semana la placenta comenzará a funcionar.

También en esta semana está creciendo el saco amniótico, la bolsa en la que el bebé estará flotando en líquido amniótico durante todo el embarazo.

• Nota: Los expertos dicen que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, incluso cuando está en el útero. Estas páginas sobre el desarrollo fetal están designadas para ofrecer una idea general de cómo se desarrolla un bebé en gestación.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Las pruebas de embarazo ya te pueden confirmar esta semana si estás embarazada. Nada más saberlo lo mejor es llamar al doctor para concertar tu primera cita prenatal. Es posible que tarden en darte una fecha. Algunos doctores no ven a sus pacientes embarazadas hasta que tienen al menos ocho semanas de embarazo. Pero si estás tomando alguna medicación, aunque sea de las que se venden sin receta, o alguna hierba, debes preguntarle por teléfono si puedes seguir tomándola. Algo que les vendrá muy bien tanto a tu bebé como a ti, son las vitaminas prenatales, que se venden sin receta. Pero no tomes más dosis de las indicadas porque esto podría dañar al bebé.



¿Sabías que...?

Por qué a veces se sangra un poquito al inicio del embarazo

Después de la fecundación, cuando el bebé es todavía una bolita muy, muy pequeña, llega al útero desde la trompa de Falopio (donde se unió con el espermatozoide de tu pareja) y se "entierra" o se implanta allí para que empiece a crecer la placenta. Durante este proceso algunas venitas se pueden romper haciendo que sangres un poco. Estas pequeñas pérdidas al comienzo del embarazo se llaman "sangrado de implantación". No tienen mucha importancia y algunas mujeres ni se dan cuenta porque aparecen más o menos en el momento en el que tenía que venirles la menstruación. Todo esto es normal y no tienes que preocuparte. Pero si estás teniendo un sangrado fuerte, es diferente. En ese caso debes llamar a tu doctor en seguida.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:23 pm

5 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

En estas primeras semanas de embarazo quizás estés un poquito asustada con la perspectiva de ser mamá, y tengas muchas preguntas e incluso sentimientos contradictorios. Pero ya verás como a medida que pasen las semanas todo irá encajando en su lugar.

Aunque te acabes de enterar que estás embarazada, ya llevas cinco semanas de embarazo porque se empieza a contar desde tu última regla. El bebé ya tiene el tamaño de una pequeña semillita de sésamo. Todavía no se parece mucho a un bebé, por ahora parece más un renacuajito. Pero a pesar de ser tan chiquito, tiene un cerebro que está creciendo. En esta quinta semana se está formando lo que se conoce como el tubo neural, que más adelante se convertirá en la columna vertebral, junto con los nervios y la médula espinal. Seguramente hayas oído que es importante tomar ácido fólico. El ácido fólico evita que se producan defectos en el tubo neural, por eso es tan importante tomarlo. Ahora también están empezando a formarse una serie de capas de células, a partir de las cuales se desarrollarán todos los órganos del bebé.

• Nota: Los expertos dicen que cada bebé se desarrolla a un ritmo diferente, incluso cuando está en el útero. Estas páginas sobre el desarrollo fetal están designadas para ofrecer una idea general de cómo se desarrolla un bebé en gestación.



Cómo está cambiando tu cuerpo
Ahora mismo están ocurriendo muchas cosas dentro de tu cuerpo, aunque nadie pueda darse cuenta. Las hormonas del embarazo ya han entrado en funcionamiento y puede que estés sintiendo , náuseas, cansancio y que estés orinando bastante más de lo normal (cada hora y a veces incluso de noche). El cansancio mejorará si te tomas las cosas con más calma y descansas lo suficiente. Para las náuseas tenemos algunos truquitos que pueden ayudarte, como por ejemplo tomar unas galletitas en la cama antes de levantarte. Con respecto a las ganas de orinar, por el momento no puedes hacer gran cosa, pero si evitas beber muchos líquidos antes de acostarte, te levantarás menos por la noche. Otra cosa que debes evitar es el alcohol, porque puede dañar al bebé.



¿Sabías que...?

Por qué la temperatura de tu cuerpo se mantiene un poco más elevada de lo normal, después de haber concebido

Las hormonas, como de costumbre, son las responsables de este aumento en el termómetro. Lo que eleva ligeramente la temperatura de tu cuerpo es la progesterona, y el nivel de esta hormona se mantiene alto para que la placenta y el útero puedan crecer adecuadamente. Si después de ovular no quedas embarazada, el nivel de progesterona desciende para poder empezar el ciclo de nuevo. Precisamente hay un método para concebir que consiste en tomarte la temperatura corporal todos los días a la misma hora. Una temperatura más elevada, entre medio y un grado más de lo normal, indica que se ha producido la ovulación. Después de la ovulación, si no ha habido embarazo, la temperatura vuelve a su nivel normal.


Cosas a considerar

Es importante que tomes mucha vitamina C, especialmente ahora, cuando las células del embrión están creciendo a gran velocidad. Las naranjas, pimientos rojos y los kiwis son buenas fuentes de esta vitamina.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:25 pm

6 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

¿Sientes cómo se te ensancha el corazón todos los días, rebosante de amor por tu bebé? Saber que está desarrollándose dentro de ti es maravilloso. Pero tu corazón no es el único que crece: el de tu hijito está creciendo también y enviando sangre a todo su pequeño ser. Las células siguen dividiéndose sin parar y se empieza a parecer más a un bebé. Ahora tiene el tamaño de una lenteja.

Si pudieras verlo te darías cuenta de que tiene una cabeza muy grande en comparación con el cuerpo, y que ya hay manchas oscuras donde luego tendrá la nariz y los ojitos y huecos donde luego tendrá las orejas. Las piernitas y brazos por el momento no sobresalen mucho. Todavía no se distinguen bien los deditos, pero pronto se verán. El cuello también empieza a marcarse y, aunque parezca increíble, la lengua y las cuerdas vocales ya están desarrollándose. Tanto los intestinos como los pulmones también están empezando a formarse, así como las fibras de los músculos. Y a mediados de esta semana, ¡empezará a mover las piernas y los brazos!. Pero...ten un poco de paciencia porque todavía habrá que esperar varias semanas hasta que puedas sentir sus pataditas. Aún es muy pequeño.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Es posible que estés sintiendo cambios de humor constantes, lo cual es uno de los efectos de las hormonas del embarazo: te levantas feliz por la mañana y a la hora del almuerzo estás triste, luego te alegras de nuevo, después te pones de mal humor...y puede incluso que se te salten las lágrimas por cualquier cosa que antes no te hubiera afectado. Aunque esto puede ser muy desconcertante, especialmente si eres una persona que suele controlar sus emociones, es bastante normal en los primeros meses del embarazo. Más adelante puede que estos cambios de humor se suavicen un poco, pero de alguna forma estarán presentes durante toda la gestación. Sin embargo, estas emociones tan contradictorias no se deben sólo a los altos niveles de hormonas que circulan por tu sangre. También tienen que ver con el hecho de que toda tu vida va a cambiar, y claro, esto puede afectar las emociones de cualquiera.


Tener algunas pérdidas de sangre (encontrar manchitas de color marrón o rojo oscuro en tu ropa interior o en el papel higiénico después de ir al baño)es bastante común al comienzo del embarazo, pero algunas veces puede indicar un problema. Si tienes cualquier tipo de sangrado, lo mejor es que llames cuanto antes a tu doctor o enfermera para que ellos determinen si es algo dentro de lo normal o si quieren hacer alguna prueba. El sangrado también puede indicar que el embarazo es extrauterino (ectópico) o la posibilidad de un aborto espontáneo. Pero antes de preocuparte o angustiarte si has perdido un poco de sangre, habla con tu doctor.



7 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé tiene ya el tamaño de una avellana. Se le pueden ver más claramente los rasgos del rostro: ya tiene párpados en los ojitos, las orejas siguen creciendo, y está empezando a asomar la naricita. La piel es todavía muy fina y, si lo vieras de cerca, pensarías que tiene una colita. En realidad es el coxis (rabadilla), el último hueso de la columna vertebral, que ahora sobresale un poco, pero este bultito desaparecerá en unas semanas. Aunque el bebé es ahora sólo una bolita, se mueve bastante. Todavía no lo sientes, pero en unas semanas, cuando sea lo bastante grande para rozar las paredes del útero, comenzarás a notar sus movimientos.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Si estás teniendo náuseas, ya sabrás lo desagradables que son. Hay algunas mujeres que sólo sienten náuseas y hay otras que tienen náuseas con vómitos. Algunas las tienen por la mañana, y otras durante todo el día, pero lo cierto es que casi el 75 por ciento de las mujeres padecen náuseas durante el embarazo, generalmente en el primer trimestre. A partir del segundo trimestre lo normal es que se calmen y comiences a estar mejor. Aunque las náuseas son muy comunes, si tienes tanto malestar que no puedes ni siquiera tolerar líquidos durante 24 horas, debes hablar con tu doctor. Hay algunos medicamentos que te pueden ayudar. Un remedio natural que a algunas mujeres les ayuda es el jengibre. Pero antes de tomarlo debes consultar con tu doctor.Y si eres una de las afortunadas mujeres que no tienen náuseas y te estás sintiendo bien, ¡enhorabuena! Disfruta de tu buena suerte y no te preocupes, porque eso no quiere decir que algo anda mal con el bebé.


¿Sabías que...?

Cómo se conciben los mellizos o gemelos

Los mellizos vienen de dos óvulos que se han fecundado por dos espermatozoides e implantado en el útero al mismo tiempo. En los últimos años es más común tener mellizos debido a los tratamientos de fertilidad que se están haciendo a mujeres de más edad. ¿Hay alguien en tu familia que tenga mellizos? Tener mellizos en la familia también aumenta las posibilidades. Los gemelos son menos comunes. Vienen cuando un sólo óvulo fecundado se divide en dos. Esto suele ocurrir entre cuatro y ocho días después de la fecundación. Los gemelos son idénticos, "como dos gotas de agua", según solemos decir.


Cosas a considerar

Quizás sospeches que estás esperando mellizos o gemelos si hay casos en tu familia o si has hecho tratamientos de fertilidad. Averigua cuándo lo sabrás con certeza. Si estás esperando mellizos, puedes hacerte una prueba de translucencia de la nuca fetal



8 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebé tiene ya el tamaño de un frijolito! Y parece un frijolito saltarín porque no para de moverse, dar vueltas y cambiar de posición, aunque todavía es pronto para que tú sientas toda esta actividad. La colita que se le veía, está empezando a desaparecer y los dedos de las manos y de los pies crecen cada día. Ya se le han formado las articulaciones de los codos y de las rodillas y puede doblar sus extremidades. ¿Será un niño? ¿Será una niña? Aunque el sexo del bebé quedó ya fijado en el momento de la concepción, sus órganos sexuales todavía no están formados y no se puede saber a simple vista si será una bebita o un bebito.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Todavía no estás muy "gordita", pero hay partes de tu cuerpo que ya están creciendo, por ejemplo, los pechos. Muchas mujeres tienen que aumentar el tamaño del brasier (sostén) durante el embarazo. Este aumento se atribuye a la expansión de los conductos por donde circulará la leche que luego alimentará a tu bebito. Es aconsejable que no esperes mucho para comprar un nuevo brasier, porque estarás mucho más cómoda. Otros cambios que también puedes estar notando en estas fechas son: aversión a ciertos alimentos y a los olores fuertes (tu nariz es ahora mucho más sensible a los olores), y un cansancio que te cala hasta los huesos. Eso se debe a que tu cuerpo está trabajando horas extras para crear un nuevo ser humano. Las malas noches de sueño irregular junto con la ansiedad que te produce el embarazo — sin mencionar las náuseas y los vómitos — son factores que pueden dejarte agotada. Pero no te desanimes: muchas mujeres comienzan a sentirse bien una vez pasado el primer trimestre.



¿Sabías que...?

Qué es lo que causa las náuseas

Los expertos no están muy seguros acerca de por qué muchas mujeres lo pasan tan mal con las náuseas durante el primer trimestre, pero parece que las culpables, una vez más, pueden ser las hormonas del embarazo, y especialmente las fluctuaciones en las hormonas que se dan en el primer trimestre. Cuando los niveles empiezan a estabilizarse, que suele ser en el segundo trimestre, la mayoría de las mujeres comienza a sentirse mejor. La palabra "náuseas" describe muchas cosas. Puede ser desde un regusto desagradable en la boca, hasta tener vómitos todo el día.


Cosas a considerar

Ahora puedes comer 300 calorías extra para apoyar a tu bebé. ¡Lo malo es que quizás no tengas ningunas ganas de comer! No te preocupes, tus náuseas se calmarán dentro de poco. Entre tanto, consulta con tu doctor si puedes tomar vitamina B6 para ver si te alivia.

El aumento de la hormona relaxina quizás signifique que tendrás que alterar tu dieta para combatir el estreñimiento.

Trata de aumentar la cantidad de calcio que consumes. ¿Cansada de la leche? Toma jugo de naranja fortificado con calcio o queso bajo en grasa.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:26 pm

9 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

En tan sólo una semana tu bebé ha pasado de ser un frijolito a tener el tamaño de una uva. ¡Ya mide casi una pulgada (2,5 centímetros)! Ahora que ya tiene formada toda la estructura básica de su cuerpecito, va a empezar a aumentar de peso y de tamaño más rápidamente. Tiene un aspecto que se empieza a parecer más al bebé que tendrás en tus brazos en unos meses y además, la colita que tenía estas semanas atrás, al final de su columna vertebral, ha desaparecido.

Sus orejitas ya están formadas por fuera y al final de esta semana, también estarán formadas por dentro. Tiene ya una linda naricita y puede mover tanto sus piernas como sus bracitos. Y el corazón, ese corazoncito que ya puedes oír en las ecografías (ultrasonidos), está casi formado. Sus órganos sexuales ya se han desarrollado, pero todavía no se puede distinguir bien si será una niña o un varón, aunque ¡pronto lo sabrás!



Cómo está cambiando tu cuerpo

Aunque tu vientre todavía no haya crecido mucho, puedes sentir cierto abultamiento, especialmente si éste no es tu primer bebé. Esa sensación también puede ser debida a un exceso de gas. La hinchazón y el gas se deben a una hormona que ahora estás produciendo en gran cantidad (progesterona), y que hace que ciertos tejidos musculares de tu cuerpo se relajen, lo cual afecta el estómago y los intestinos. Al estar éstos más "blanditos", haces la digestión más despacio y esto, a su vez, provoca que tengas más gases, hinchazón y otras molestias. Cuanto más grande sea la cantidad de alimentos que tomas, más posibilidades hay de que sientas malestar. Por eso es bueno hacer varias comidas chiquitas a lo largo del día en lugar de tres grandes.



¿Sabías que...?

Cómo determinan los médicos cuándo será la fecha del parto ¿Son fiables estas fechas?

Si tu periodo es bastante regular, la mayoría de los doctores calcularán tu fecha prevista para el parto contando 40 semanas a partir del primer día de tu última regla. Pero estas fechas no suelen ser exactas y por eso tiene más sentido el considerar la fecha de parto como una fecha aproximada. Hay médicos que calculan la fecha de parto de forma diferente: restan tres meses desde la fecha del primer día de tu último periodo y luego le suman siete días. Otra forma de saber cuándo tendrás a tu bebé es a través de una ecografía. El desarrollo del bebé durante el primer trimestre varía poco de una mujer a otra, por lo que se puede determinar con bastante exactitud en qué semana del embarazo estás.



10 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé ya tiene el tamaño de una nuez, y además ya no se considera un "embrión". Ahora ha entrado en lo que los médicos llaman el "periodo fetal". La parte más difícil, que era crear todos los órganos básicos, ya ha finalizado. En este nuevo periodo los órganos del bebé van a empezar a crecer y a madurar mucho más rápidamente, igual que su cuerpo. Durante las tres próximas semanas va a duplicar su longitud.

La cabecita está ahora un poco más proporcionada con el cuerpo y cada día que pasa aparecen nuevos detalles: unas uñitas chiquitas, chiquitas, dedos completamente separados e incluso un poquito de vello. Tiene los brazos doblados por el codo y las manos sobre el corazón. Las piernitas están ya dando patadas y, mientras tanto, traga líquido amniótico sin parar.


Cómo está cambiando tu cuerpo

En tu próxima visita al doctor es posible que te lleves una de las sorpresas más agradables de este primer trimestre: escuchar el latido del corazoncito de tu bebé. El doctor probablemente utilice un dispositivo que se llama Doppler. Es un aparato que te pasarán por el vientre para encontrar el latido del corazón del bebé. Intenta que tu pareja esté contigo en esta cita, porque es maravilloso compartir juntos este momento.

Antes de que estuvieras embarazada, el útero tenía más o menos el tamaño de una pera; ahora tiene el tamaño de una toronja (pomelo). Este rápido aumento de tamaño y peso puede hacer que los ligamentos que lo aguantan se estiren, causando molestias. Sin embargo, todavía es un poco pronto para que esto ocurra, por lo que si sientes dolor o incomodidad, es mejor que llames al doctor, especialmente si además tienes manchas de sangre en la ropa interior, hemorragia, fiebre, escalofríos, flujo vaginal que no te parece normal, mareos o molestia al orinar, o bien, si el dolor no se calma después de descansar unos minutos.

¿Te has fijado si tienes más saliva de la usual? Esto es algo muy común entre las mujeres embarazadas, sobre todo entre aquellas que tienen acidez (agruras) o entre las que padecen un tipo muy exagerado de náuseas que se llama hyperemesis gravidarum. Aunque no se sabe exactamente a qué se debe este exceso de saliva, se cree que quizá las embarazadas producen más, o tragan menos saliva — algo que suele suceder cuando el estómago anda un poco revuelto —, o ambas cosas a la vez.



¿Sabías que...?

Por qué vas tantas veces a orinar

Durante el embarazo, las hormonas hacen que tus riñones empiecen a trabajar a un ritmo más intenso del normal. Eso hace que tengas más orina. Al mismo tiempo que esto ocurre, el volumen de tu sangre aumenta mucho, lo que significa que hay más líquido circulando por tu cuerpo. Esto da como resultado todas esas visitas al cuarto de baño. Más adelante, será el peso de tu útero sobre la vejiga el culpable de que sigas visitando el cuarto de baño tantas veces.




11 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé está ya completamente formado y tiene el tamaño de una ciruela. Mide 1,5 pulgadas (4 centímetros) y pesa un cuarto de onza (7 gramos). Su piel es tan finita, que es casi transparente y por eso se pueden ver todas sus venas. Algunos de sus huesos están empezando a endurecerse y los dedos de sus manos y de sus pies no sólo están ya todos formados, sino que dentro de muy poquito podrá abrirlos y cerrarlos. Ahora, además de dar pataditas, se estira. ¡Está tan a gusto como pez en el agua! A medida que vaya creciendo se irá moviendo más, pero todavía no sentirás todos estos movimientos acuáticos porque aún es muy chiquito. Algo que te puede parecer curioso es que, también dentro de poco, empezará a tener hipo.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Hacer ejercicio de forma regular puede resultar difícil para muchas de nosotras, ya que no está tan integrado en nuestra cultura como en la cultura anglosajona. Pero ahora puede ser un buen momento para comenzar. Hacer ejercicio mejora el tono muscular, la fuerza y la resistencia, tres cosas que te van a hacer mucha falta durante el parto, y que te ayudarán a recuperar tu forma física una vez que hayas tenido al bebé. Los mejores ejercicios que puedes practicar durante los nueves meses, son la natación y caminar.

Si las náuseas te lo están haciendo pasar mal y no puedes comer una variedad de alimentos, o si no estás aumentando de peso todavía, no te preocupes. La mayoría de las mujeres sólo aumentan entre 2 y 5 libras (1 a 2,5 kilos) durante el primer trimestre. Es muy probable que pronto recuperes el apetito y empieces a subir de peso. Mientras tanto, come lo que puedas y no dejes de tomar las vitaminas prenatales para que te ayuden un poquito.



¿Sabías que...?

Por que puedes sentir dolor en el bajo vientre

Tu útero va aumentando de tamaño a medida que tu bebé crece y eso causa unos retortijones similares a los que se tienen con la regla, o incluso parecidos a una pequeña contracción de parto. Al mismo tiempo que esto ocurre, la progesterona está haciendo que tu sistema digestivo trabaje más lento, y que te sientas hinchada e incómoda. Hay bastantes mujeres que tienen este tipo de molestias en el bajo vientre, que son inofensivas, pero si estás teniendo contracciones reales y sangrado, o si las contracciones son fuertes, podría ser señal de un aborto espontáneo y debes hablar con tu doctor cuanto antes

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:28 pm

12 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

Si pudieras tener a tu bebé en la palma de la mano tendría el tamaño de una lima. Ahora mide más o menos 2 pulgadas (5 centímetros) y pesa 1/2 onza (unos 14 gramos). Aunque es todavía muy chiquito, es un bebé completo. Los ojitos y las orejas están ya colocados donde los tendrá, igual que casi todos sus órganos. Además, ya tiene algunos reflejos. Por ejemplo, si tocas tu vientre aquí y allá, reaccionará moviéndose, aunque tú todavía no lo puedes notar. También tiene otro reflejo muy importante para cuando nazca: el reflejo de chupar, que le ayudará a alimentarse.


Cómo está cambiando tu cuerpo

El útero ha crecido ya lo bastante como para sobresalir por encima de los huesos de la pelvis, y tu doctor puede sentir la parte superior del mismo al palpar tu abdomen. Probablemente todavía no necesites ropa de maternidad, especialmente si es tu primer bebé, pero es posible que empieces a sentirte un poco incómoda con la ropa normal porque notarás que la cintura se te ha ensanchado. Te sentirás mejor con ropa que no te quede muy ajustada.

La acidez (agruras) es una sensación de quemazón que se siente desde la mitad del pecho hasta la parte baja de la garganta. Es una molestia muy común durante el embarazo, que está causada por cambios tanto hormonales como físicos. Las hormonas relajan la válvula que separa el esófago del estómago y dejan que los ácidos del estómago, que son muy fuertes, suban hacia arriba, especialmente si estás acostada. Esos ácidos producen una sensación de ardor muy desagradable que puede quitarte las ganas de comer o de dormir.



¿Sabías que...?

Por qué hay comidas que no puedes soportar

No se sabe con exactitud por qué algunas mujeres se sienten fatal al ver un trozo de carne o al oler brócoli, por poner algunos ejemplos. Lo que sí se sabe es que muchas mujeres tienen el sentido del olfato muy agudizado durante el embarazo y hay alimentos que no pueden tolerar. Por ejemplo, el ajo, con su fuerte sabor, es un problema para bastantes futuras mamás. Otras teorías dicen que como las mujeres embarazadas tienen problemas para digerir bien y, además, sufren estreñimiento, huyen de forma instintiva de las comidas que les pueden caer mal.



Cosas a considerar

No te preocupes si tu primera ecografía (ultrasonido) muestra que tienes placenta baja. En el 90 por ciento de los casos se desplaza más arriba para la semana 28.

Pídele a tu pareja que vaya contigo a una cita prenatal para que conozca a tu doctor. Ésta es una de las formas en las que puede compartir contigo tu embarazo.

Las estrías pueden aparecer a los tres o cuatro meses de embarazo, en especial en los pechos. Un brasier (sostén) que te dé buen soporte puede ayudar a prevenirlas o minimizarlas.




13 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé
Muy pronto se te va a notar por la pancita que estás esperando a un bebé. Todavía es muy chiquito pero ya está totalmente formado. Mide unas 3 pulgadas (7,6 centímetros) y tiene el tamaño de un camarón grandecito. Además de estar ya formado, el bebé está mucho más proporcionado que hace unas semanas, cuando tenía más cabecita que cuerpo; su cabeza sigue siendo grande, pero ahora mide más o menos un tercio de lo que mide su cuerpo. Y puede que te parezca increíble, pero ya tiene incluso las huellas digitales de sus deditos formadas. También puedes estar ahora un poco más tranquila porque vas a empezar el segundo trimestre de embarazo. Eso quiere decir que la parte más difícil del desarrollo del bebé ya ha pasado y las posibilidades de tener un aborto han disminuido mucho.



Cómo está cambiando tu cuerpo

¡Ésta es la última semana de tu primer trimestre! La próxima semana habrás entrado ya en el segundo trimestre. Son muy buenas noticias por dos razones: una, el riesgo de tener un aborto espontáneo ha disminuido mucho y dos, la mayoría de las mujeres tienen menos náuseas. Aunque todavía faltan meses para que nazca el bebé, tus pechos han comenzado ya a fabricar calostro. El calostro es un fluido lleno de nutrientes que es perfecto para alimentar al bebé en los primeros días después de nacer. El calostro es el líquido que aparece antes de que te suba la leche.


Muchas parejas notan que en el segundo trimestre tienen más deseos de hacer el amor, ahora que las náuseas están empezando a desaparecer y que tienes más energía. A menos que tu doctor te diga lo contrario hacer el amor durante el embarazo es totalmente seguro y no hay forma de que tú o tu pareja puedan dañar al bebé.



¿Sabías que...?

Por qué tienes tan congestionada la nariz

Las hormonas son de nuevo las culpables. Están haciendo que todas las membranas mucosas, como por ejemplo las que tienes en la nariz, tengan más secreciones. Al mismo tiempo, el volumen de tu sangre está creciendo, lo que hace que tengas hinchazón en todo el cuerpo, incluyendo dentro de la nariz, e incluso en las vías respiratorias en el pecho. Por eso es bastante común que las mujeres embarazadas pasen parte de su embarazo con un pañuelo. Todo esto es normal, aunque sea molesto, pero si además de tener la nariz congestionada tienes fiebre, debes llamar a tu doctor.



14 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Bienvenida a tu segundo trimestre! Este es un momento muy importante porque marca el final de un periodo de desarrollo muy delicado para tu bebé. Todas las estructuras básicas de su cuerpito, tanto por dentro como por fuera, ya están formadas, aunque en miniatura. Tu bebé mide desde la cabecita hasta el final de la espalda un poco más de 3,5 pulgadas (9 centímetros). Tiene ahora, más o menos, el tamaño de un limón.

El cuerpo está creciendo ahora con más rapidez que la cabecita. Ya se puede ver el cuello. Al final de esta semana los brazos se habrán alargado y se verán proporcionados con el resto del cuerpo, aunque las piernitas todavía tendrán que crecer un poco más para verse igual. Si lo vieras de cerca notarías que le está apareciendo por todo el cuerpo un vello muy finito que se llama lanugo. Y como ya tiene los músculos de la cara más desarrollados, hace carotas ¡y puede que hasta se chupe un dedito de vez en cuando!


Cómo está cambiando tu cuerpo

La posibilidad de tener un aborto espontáneo ha disminuido mucho ahora que has entrado ya en el segundo trimestre. Los síntomas como la náusea, la fatiga o el dolor en los pechos, estarán casi desapareciendo (y si no están mejorando, lo más probable es que no tarden mucho en hacerlo). Muchas mujeres embarazadas se sienten mejor en estas semanas, con más energía y más cómodas con los cambios corporales. Algo que también es nuevo es que tu pancita está empezando a crecer, aunque si éste es tu segundo embarazo, puede que lo hayas notado antes. El útero está sólo un poco por encima de los huesos del pubis, pero lo suficiente para que se te empiece a notar un poquito que estás encinta. Es una época muy linda para estar con tu pareja, soñar y planear el futuro. También es normal estar preocupada con todos estos cambios, pero intenta disfrutar de estas semanas porque son muy especiales. Ya no tienes tanto malestar y el vientre todavía no ha crecido tanto como para sentirte incómoda.



¿Sabías que...?

Por qué tienes más flujo vaginal de lo normal

Durante el embarazo, es comun tener más cantidad de flujo de color lechoso que no tiene olor, o que tiene un ligero olor. Esto se debe al aumento de los niveles de estrógeno por un lado y por otro, al aumento de la cantidad de sangre que llega a la vagina y al cuello del útero.




15 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé mide alrededor de 4 pulgadas (unos 10 centímetros) y si lo tomaras entre tus manos, notarías que ya incluso pesa un poquito. Ahora está respirando líquido, el líquido amniótico en el que flota, porque eso le ayudará a desarrollar los pulmones. Sus brazos y piernas han crecido más, y puede mover las articulaciones. Por el momento tiene todavía los ojitos cerrados, pero puede notar la claridad. Si te pusieras una linterna sobre el vientre, el bebé se apartaría. Otra cosa que tu bebé está desarrollando ahora es el sentido del gusto. Hay estudios que muestran que los sabores de los alimentos que comen las mujeres embarazadas acaban en el líquido amniótico. Hay incluso un estudio del Centro Monell de los Sentidos Químicos en Filadelfia, que afirma que los bebés pueden saborear lo que la mamá acaba de comer. También se halló que si comes alimentos sanos durante el embarazo, al bebé pueden empezar a gustarle esos sabores. Así que, ¡nunca es demasiado pronto para enseñar a tu bebé a comer bien!

. En caso de que tengas cita para hacerte una ecografía (ultrasonido) en las próximas semanas (generalmente se hace una ecografía entre las semanas 16 y 20), ¡puede que ya te digan si esperas un niño o una niña! Pero no te desanimes si no te lo pueden decir todavía. Para poder ver con claridad si es un bebito o una bebita, el bebé tiene que estar en una posición en la que se le puedan ver los genitales. Si resulta que está todo acurrucado o está de espaldas, por el momento el sexo de tu bebé seguirá siendo un misterio.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Probablemente hayas aumentado unas 5 libras (alrededor de dos kilos y pico). Si es un poquito más o un poquito menos, no debes preocuparte demasiado, porque cada mujer aumenta de peso a un ritmo diferente. Aunque ahora te sientas mejor en general, es posible que aquí y allá todavía aparezcan algunas molestias, como por ejemplo: tener la nariz tapada. El aumento de los estrógenos hace que las membranas mucosas (el tejido que tiene la nariz por dentro), se inflame y por eso puedes producir más mucosidad. Esta molestia es tan común que los médicos hasta le han puesto un nombre: rinitis del embarazo. Además, a algunas mujeres embarazadas les sangra la nariz de vez en cuando, como resultado del aumento en el volumen de la sangre y la expansión de las venitas internas de la nariz.


¿Sabías que...?

Por qué te sientes mejor ahora que durante el primer trimestre

Alrededor de la semana 10 del embarazo, la hormona que se cree que es responsable de las náuseas durante el embarazo (GCH) empieza a estabilizarse. Por otro lado, durante los primeros meses de tu embarazo todos los niveles hormonales están aumentando muy deprisa, lo cual también contribuye a causar náuseas. Pero ahora que estás entrando en el segundo trimestre de tu embarazo, las hormonas comienzan a estabilizarse. Esta es una etapa mucho más agradable. ¡Disfrútala!



Los mejores ejercicios para las mujeres embarazadas

Mantenerse en forma durante el embarazo es una gran idea, porque ayuda a llevar mejor los cambios y las molestias por las que tiene que pasar tu cuerpo. Pero, además, estar en forma te ayudará durante el parto y, después de dar a luz, te hará más fácil perder el peso que hayas aumentado durante el embarazo. "Todo esto está muy bien", puede que estés pensando, "¡Pero lo último que se me antoja es hacer ejercicio!". Es muy posible que el ejercicio sea una de de las últimas cosas por hacer en tu lista, pero te será más fácil realizarlo si encuentras un tipo de actividad que sea agradable y que no resulte agotadora.



Cosas a considerar

¡Antojos! Trata de satisfacerlos sin atiborrarte de comida chatarra. Escoge bocaditos sanos y deliciosos, como trozos de mango o yogur helado desgrasado.




16 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé tiene esta semana el tamaño de un aguacate de 4,5 pulgadas de largo (unos 11,5 centímetros). En las próximas tres semanas crecerá mucho, tanto que duplicará su peso y su altura. Sus piernitas están ahora mucho más desarrolladas. Tiene la cabeza más recta que antes y está tomando su forma, aunque todavía no tiene cabello. Los párpados están cerrados, pero mueve los ojitos y han empezado a crecerle las uñas de los pies. Tanto las uñas de los pies como las de las manos crecen durante todo el embarazo, por eso...¡no te sorprendas si tienes que cortárselas al poco de nacer!



Cómo está cambiando tu cuerpo

¿Te ha dicho alguien que estás bellísima? El flujo de sangre a tu piel aumenta durante el embarazo y esto te da ese " resplandor del embarazo" tan especial. Además de estar más bella, quizás también te sientas mejor, ahora que todas esas hormonas que tenías circulando por el cuerpo se han relajado un poco y las náuseas te están molestando menos. Y, ahora que ha pasado el primer trimestre, puede que también estés más tranquila porque hay muchas menos posibilidades de que le ocurra algo al bebé.

¡Falta ya muy poquito para que sientas una de las cosas más maravillosas del embarazo! Dentro de poco comenzarás a notar cómo se mueve tu bebé. Algunas mujeres lo sienten muy pronto, en la semana 16, pero otras tardan un poco más y no experimentan estos movimientos hasta las 18 semanas o incluso más tarde. Y si éste es tu primer bebé, puede que incluso no lo notes hasta las 20 semanas. Además, estas sensaciones varían para cada mujer. Algunas dicen que es como si tuvieran una mariposita dentro, otras lo comparan con burbujas de gas, e incluso algunas lo describen como de maíz que estuvieran reventando. Y aunque ahora estos movimientos son suaves y te dejen pensando si es o no es, dentro de poco no tendrás la menor duda de que son pataditas.



¿Sabías que...?

Por qué estás tan estreñida

Las hormonas del embarazo, combinadas con la presión de tu útero engrandecido en los intestinos son la causa del estreñimiento. La progesterona relaja los músculos de los intestinos y esto hace que tu digestión vaya más lenta, según explica el Dr. Gil Gross, profesor asociado de obstetricia y ginecología de la Universidad de Washington en San Louis. Cuanto más tiempo pasa la comida en tu sistema digestivo, más agua se absorbe de estos alimentos y, por lo tanto, más duras están las heces. Tu útero también pone presión en tus intestinos y en tu recto, lo que hace que la digestión vaya todavía más lenta. Y por si faltaba algo, el hierro que tienen tus vitaminas prenatales, puede que también contribuya a causar estreñimiento. Para contrarrestar todo esto debes beber mucha agua, hacer ejercicio de forma moderada y tomar comidas ricas en fibras.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:30 pm

17 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé tiene el tamaño de una cebolla grandecita. Ya mide casi 5 pulgadas (13 centímetros) y el cordón umbilical, por donde come y respira, está cada día más grueso y más fuerte. Ahora ya puede mover las articulaciones, y los huesos de su esqueleto, que hasta el momento eran muy blanditos, están empezando a endurecerse. ¡Son más de 200 los huesitos que tiene que endurecer tu bebé! Por eso es muy importante que tomes suficiente calcio


Cómo está cambiando tu cuerpo

Como ahora tienes más peso en el vientre, te puedes sentir un poco torpe al caminar. Por el momento, es mejor dejar los tacones y llevar zapatos bajos para evitar un tropezón o una caída.

¿Te has fijado en que a veces te acaricias la pancita casi sin darte cuenta? Éste es un gesto muy común entre las mujeres embarazadas. Es un signo de cariño y protección hacia tu bebé. Esto es normal, porque ahora tienes que proteger el abdomen, por eso durante el embarazo no son recomendables deportes en los que pueda haber caídas, balonazos o incluso golpes con pelotas de tenis.

Además, lleva siempre puesto el cinturón de seguridad en el auto porque te protegerá. La parte de la cintura del cinturón debe estar por debajo del vientre y ajustada a las caderas para darte la máxima protección.



¿Sabías que...?

Por qué estás tan despistada y olvidadiza

Es bastante común que una mujer embarazada pierda las llaves casi todos los días o se olvide de comprar la leche o de hacer otros mandados (recados). Aunque no hay una explicación definitiva, se cree que esto puede ser, en parte, resultado de la falta de sueño. A medida que el embarazo avanza, los cambios en el cuerpo se vuelven más incómodos y pueden afectar a los patrones de sueño. Otros factores que también contribuyen a este despiste son las hormonas, el estrés y la preocupación por todo lo que conlleva tener un bebé.



18 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Desde su cabecita hasta su colita, tu bebé esta semana tiene el tamaño de un camote (boniato) grande. Esto viene a ser unas 5,5 pulgadas (más o menos 14 centímetros). Ahora se mueve mucho, está casi constantemente flexionando los brazos y las piernitas, y es posible que ya notes todos esos movimientos a menudo. Probablemente ya te puedan decir si vas a tener una niña o un niño, porque si es un varón ya se verán sus genitales, ¡siempre que no los esté escondiendo durante la ecografía!



Cómo está cambiando tu cuerpo

Es posible que durante estas semanas sientas que tienes más apetito. Si las náuseas ya son una cosa del pasado, empezarás a mostrar ciertas preferencias o antojos. Como dice el refrán, "A nadie le amarga un dulce", y menos durante el embarazo, pero es importante no olvidarse de los alimentos que le van a dar a tu bebé lo que necesita para crecer sano y fuerte, como las frutas o los vegetales. Los dulces son muy agradables al paladar, pero no aportan las vitaminas y los minerales que necesitas. Una forma de no sentirte tan hambrienta es comer tres comidas al día con dos o tres merienditas entre ellas. Saltarse comidas durante el embarazo no es bueno porque puede afectar el nivel de azúcar en la sangre e incluso causarte mareos.


Puede que hayas escuchado que en los dos últimos trimestres lo mejor es descansar sobre el lado izquierdo. Esto se debe a que cuando te recuestas sobre la espalda tu útero pone mucho peso sobre las venas de la pelvis, en especial, sobre la vena cava que es por donde la sangre regresa al corazón, después de haber ido a tus piernas. Si descansas sobre el costado izquierdo ayudarás a eliminar esta presión. Intenta colocarte una almohada debajo, o bajo la cadera o pierna, para sentirte más cómoda.



¿Sabías que...?

Por qué tienes esos sueños tan extraños

Tus niveles hormonales están alterados y, además, estás pasando por uno de los acontecimientos más grandes de la vida de una mujer. Todo esto es más que suficiente para darle sueños, o incluso alguna pesadilla, a cualquiera. De hecho, es muy posible que estos sueños sean la forma que tiene la mente de lidiar con la ansiedad o los nervios que te puede estar provocando la maternidad, sobre todo si eres primeriza. Una vez que tu bebé nazca, tus sueños volverán a la normalidad... ¡siempre que tu bebito te deje dormir!



19 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana, tu bebé ya tiene el tamaño de una pequeña calabacita. Desde la semana pasada ha crecido media pulgada y ahora mide 6 pulgadas (un poquito más de 15 centímetros). Sus bracitos y piernas ya están proporcionados con el resto del cuerpo y le está empezando a crecer cabello en la cabecita. En estas semanas también está desarrollando el sentido del oído, junto con los demás sentidos. Pero, ¿qué puede estar escuchando en tu vientre? ¡Muchas cosas! Puede oír el sonido de tu sangre pasando por las venas, los ruiditos que hace tu estómago al digerir, y por supuesto... ¡tu voz! Hay mujeres que le hablan directamente a sus bebés, pero aunque tú no lo hagas, tu bebé puede escucharte cuando hablas. No sólo eso; según las investigaciones, el bebé sabe distinguir tu voz de la de otras personas y es la que más le gusta de todas las voces que escucha. Se ha comprobado que cuando una mamá encinta habla, el corazoncito del bebé late más despacio porque se relaja. Y también puede conocer la voz de papá. Dile a tu pareja que le hable a tu pancita porque al bebé también le gustará.



Cómo está cambiando tu cuerpo

¡Te queda muy poquito para llegar a la mitad del camino! En estas semanas, ahora que tu pancita ya está más grande, puede que sientas algunas molestias en la parte baja del vientre (quizás lleguen hasta el pubis) o incluso un dolor intermitente, que se siente como un calambre en uno o ambos lados del vientre, especialmente cuando cambias de posición al final de un día activo. Se trata del dolor en los ligamentos redondos y está causado por el estiramiento de los músculos y los ligamentos que soportan el peso de tu útero. No es nada grave, pero si el dolor continúa incluso cuando estás descansando o se vuelve continuo y severo, debes decírselo a tu doctor.


Puede que últimamente hayas notado algunos cambios en tu piel. Quizás incluso tengas las palmas de las manos más rojas. No es nada por lo que debas preocuparte. Debido al aumento de los estrógenos, es común que durante el embarazo ocurra esto e incluso que tengas manchas más oscuras en la piel. Cuando aparecen en los pómulos, en la frente o encima del labio, se llama cloasma, y también se conoce como "la máscara del embarazo". Estas manchas pueden aparecer de igual forma en los brazos o en otras áreas que hayan sido expuestas al sol. Además, la piel de los pezones y del interior de los muslos, las pecas, las cicatrices, las axilas, y también la vulva se oscurecen durante el embarazo. Algunas veces puede aparecer una línea oscura que va desde el pubis hasta el ombligo que se llama línea nigra. Todo esto se debe a un aumento temporal en la melanina, que es la sustancia que da color al cabello, piel y ojos.



¿Sabías que...?

Por qué quizás sientas un hormigeo en las manos

Probablemente estés sufriendo el síndrome del tunel carpiano. Como ahora estás reteniendo más líquidos en el cuerpo, estos fluidos están inflamando los tejidos de los nervios en tus muñecas y en tus manos y pueden hacer que algunos nervios se compriman produciendo esa sensación de hormigueo o incluso de dolor.


Cosas a considerar

¡Bananas a troche y moche! Son una fuente excelente de vitamina B, que es muy importante para el sistema nervioso de tu bebé.




20 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Felicidades, ya estás a mitad del embarazo y tu bebé está bien grandecito! Mide 10 pulgadas (unos 25,4 centímetros), ¡pero no te asustes! No es que en la última semana haya crecido 4 pulgadas (10 centímetros), es que ahora se mide desde su cabecita, hasta los deditos de los pies. En las anteriores semanas se medía desde su cabeza hasta la colita. Esto es porque antes tenía las piernas muy pegadas al cuerpo y era difícil medirlo desde la cabeza a los pies.

Tu bebé está ahora recubierto de una sustancia blanca y un poco grasa que se llama "vernix caseosa". Esta sustancia protege su piel mientras esté flotando en el líquido amniótico. Además, ayuda a que el bebé pase con más facilidad por el canal vaginal durante el nacimiento.

Ahora traga más líquido amniótico cada día,y eso es muy bueno para su sistema digestivo porque tragar le ayuda a practicar para cuando coma de verdad. En estas semanas también está produciendo en su pancita una sustancia que se llama meconio. El meconio es negro, o verde muy oscuro, es muy pegajoso y está hecho de todas las células muertas, secreciones del estómago y líquido amniótico que el bebé traga. El meconio se acumula en los intestinos y... ¡aparecerá en el primer pañal que tengas que cambiar!



Cómo está cambiando tu cuerpo

La parte de arriba de tu útero ha llegado ya a la altura de tu ombligo, y es muy probable que hayas aumentado alrededor de 10 libras (4.5 kilos). A partir de ahora lo normal es que aumentes más o menos una libra (medio kilo) a la semana, aunque si comenzaste el embarazo con exceso de peso puede que hayas aumentado menos, y si estabas más delgada de lo normal tendrás que aumentar un poquito más.


Es importante tomar suficiente hierro durante el embarazo, porque el hierro ayuda a fabricar glóbulos rojos, que son los que llevan el oxígeno por el cuerpo. Cuando estás embarazada necesitas más hierro para que el bebé crezca (y la placenta), y también porque tienes más sangre circulando por el cuerpo. Los alimentos ricos en hierro incluyen carnes rojas magras, aves, pescado, lentejas y otras legumbres, espinacas y cereales fortificados con hierro.

¿Tienes las encías muy sensibles o te están sangrando? Las encías sensibles son una molestia común durante el embarazo. El aumento en los niveles de progesterona y de estrógeno en estos meses, así como los cambios en los vasos sanguíneos, hacen que las encías reaccionen de forma diferente a las bacterias que están en la placa que se pega a los dientes. El resultado es que se inflaman y pueden sangrar cuando usas seda dental o cuando te cepillas los dientes. Esta inflamación se conoce como "gingivitis del embarazo" y afecta más o menos a la mitad de las mujeres embarazadas. Por eso ahora es más importante que nunca mantener una buena higiene dental.


¿Sabías que...?

Qué busca tu doctor durante una ecografía (ultrasonido)

Alrededor de las 20 semanas te harán una ecografía bastante detallada. Tu doctor, o el técnico que te haga el examen, comprobará la edad y el crecimiento de tu bebé, los niveles de tu líquido amniótico, las estructuras dentro de la cabecita de tu bebé y de su corazón (y de otros órganos que ya se hayan desarrollado). También sabrá si hay alguna sorpresa... como más de un bebé.




21 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebito ha crecido media pulgada desde la semana pasada. Ahora mide 10,5 pulgadas (casi 27 centímetros desde la cabecita hasta los pies) y además, ¡ya pesa 0,7 libras (unos 330 gramos)! Si tu bebé es una niña, ya tiene la vagina formada, y si está en la posición adecuada, te podrán confirmar si será un bebito o una bebita cuando te hagan una ecografía, en caso de que todavía no lo sepas.

En estos días no para de moverse, como puede que hayas notado. Según algunos estudios, un feto se mueve más o menos 50 veces cada hora, ¡incluso cuando está durmiendo! Todos esos movimientos sirven para estimular su desarrollo físico y mental. Quizás durante el día no sientas las pataditas, giros, estiramientos y toda la gimnasia que tu hijito hace, pero por la noche...¡parece que baila zapateado! Pero, ¿por qué espera a que estés descansando para moverse tanto? Lo cierto es que durante el día también se mueve igual, pero tú sientes menos toda esa actividad que cuando estás descansando sin moverte.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Es posible que durante este periodo te sientas bastante cómoda. Tu pancita no está demasiado grande y las molestias asociadas con el inicio del embarazo pueden haberse suavizado. Es un momento muy lindo del embarazo, así que ¡relájate y disfrútalo todo lo que puedas!

Es posible que haya algunas cositas que te estén preocupando. Por ejemplo, el exceso de grasa en la cara puede haberte producido algunos granitos de acné. Para reducir este tipo de erupciones, intenta lavarte bien con un jabón suave y agua, al menos dos veces al día. Debes tener mucha precaución con los medicamentos para el acné, así que consulta siempre con tu doctor antes de usar uno. Esto se debe a que ciertos medicamentos pueden producir defectos de nacimiento en el bebé.

Puede que también te hayas notado algunas venas varicosas o várices (venas hinchadas), especialmente si tu mamá también las tuvo. Eso se debe a que el embarazo pone una presión añadida en las venas de las piernas. El volumen de la sangre se ha incrementado y el útero ejerce mucha presión en la vena cava inferior, que es una vena grande que devuelve la sangre desde la parte inferior del cuerpo hasta el corazón. Por si fuera poco, el aumento de la progesterona hace que las paredes de las venas se relajen y se vuelvan más prominentes. Las várices tienden a empeorar con cada embarazo. Lo normal es que aparezcan en las piernas, pero a veces también aparecen en la vulva.


¿Sabías que...?

Cómo se determina el color de los ojos y el cabello de tu bebé

Todas las características físicas de tu bebito, incluyendo el color de los ojos y del cabello, se determinan por la combinación de genes que hereda de ti y de su papá. Los genes se combinan al azar, y aunque en teoría los colores oscuros son los dominantes, tampoco es una regla fija. Por ejemplo, si tú y tu esposo, o bien tus papás, tienen un color de ojos diferente, tu bebé puede heredar cualquiera de estas posibilidades. Hay casos incluso en los que parejas con los ojos color café, han tenido hijitos con los ojos azules. El color definitivo de los ojos de tu bebé aparece como al año, pero el color del cabello cambia a medida que tu hijito crece.



22 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé esta semana se ve como un recién nacido, pero en miniatura. Ya está todo formadito, mide 10,9 pulgadas (27,5 centímetros), ¡y pesa cerca de 1 libra! (casi 1/2 kilo). La piel todavía se ve arrugada, pero a medida que vaya aumentando de peso las arrugas desaparecerán. Ahora se le puede ver un vellito muy fino que le recubre la piel, llamado lanugo.

Los labios ya se ven muy bien, y dentro de las encías se están empezando a formar los dientes. Su primer dientecito no asomará hasta que no tenga entre 4 y 7 meses, ¡a menos que sea uno de esos casos excepcionales de bebés que nacen con dientes!



Cómo está cambiando tu cuerpo

Para estas fechas quizás hayas notado que te han aparecido algunas estrías en la piel. Esto ocurre porque tu piel se está estirando para acomodar el crecimiento del bebé. Aproximadamente la mitad de las mujeres embarazadas tienen estrías. Éstas son unas líneas en la piel que tienen diferente textura y pueden ser desde rosadas a marrones, dependiendo del color de tu piel. Durante el embarazo se van haciendo más evidentes a medida que pasan los meses. Pueden aparecer en la barriga, nalgas, muslos, caderas y pechos. Otra cosa que ocurre durante el embarazo es que el ombligo de la embarazada suele salir hacia afuera. No te preocupes porque esto es sólo temporal y después del parto volverá a su forma normal.

Otro cambio que puedes notar en la piel durante estos meses son unas venitas rojas en la superficie de la piel, que tienen pequeñas ramificaciones. Se llaman arañas vasculares y aparecen generalmente cerca de la cara, el cuello, la parte de arriba del pecho y los brazos. Se producen a causa de los altos niveles de estrógeno, y generalmente desaparecen después del parto.



¿Sabías que...?

Por qué puedes tener calambres en las piernas

¿Has tenido ya que levantarte de repente a mitad de la noche porque te da un doloroso calambre en las piernas? La razón de estos calambres es la sobrecarga que tiene tu espalda. Para compensar el peso que cargas en tu vientre, la curvatura de la columna cambia durante el embarazo, para que la porción más baja de la espalda esté hacia adelante. A consecuencia de esta postura a menudo se comprime un nervio que va desde la columna hasta las piernas. La presión sobre el nervio es lo que crea esos calambres tan molestos. Para evitarlos puedes hacer yoga para embarazadas o bien practicar algunos estiramientos suaves de la espalda y de las caderas.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:33 pm

23 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebito ya pesa más de 1 libra (más de 1/2 kilo). Ahora mide alrededor de 11 pulgadas (28 centímetros) y seguramente él o ella ya podrá sentir tus movimientos. ¡Sí, los tuyos! Seguro que le encanta si pones música y das unos pasitos de salsa o de cumbia. En esta etapa los bebés tienen un color sonrosado, sin importar cual sea el color de su piel en el futuro, y están bastante arrugaditos. La piel de tu hijito es todavía tan fina que las venas se le transparentan y le dan ese tono rosado. El verdadero tono de su piel se asentará a lo largo del primer año de vida.

Las venas que tiene en sus pulmones y que le ayudarán a respirar se están desarrollando, aunque todavía faltan unos meses para que los pulmones estén completamente formados. Es por esto que los bebés prematuros (nacidos antes de las 37 semanas) a menudo tienen dificultad para respirar. Los bebés que nacen en esta semana, la 23 del embarazo, pueden sobrevivir con cuidados médicos intensivos, pero corren el riesgo de sufrir muchas complicaciones.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Si has sufrido de dolores de cabeza durante el primer trimestre, puede que ahora ya no tengas tantos. (Muchas mujeres tienen dolores de cabeza a principios del embarazo debido a los cambios hormonales, los cambios en la circulación sanguínea y a la congestión nasal.)

También puedes haber notado una ligera hinchazón en algún momento del embarazo, especialmente en los tobillos y los pies. Esto se llama "edema" y se debe a que los cambios en la química de la sangre hacen que el fluido se retenga en los tejidos. Además el útero, que cada día es más grande, presiona las venas que devuelven la sangre desde la parte inferior del cuerpo hacia el corazón. Como resultado, la circulación en las piernas es más lenta. El edema generalmente empeora al final del día y durante el verano. No obstante, cuando tu bebito nazca, eliminarás todo este exceso de líquido. Por eso es normal orinar más los días después del parto, así como sudar mucho.


¿Sabías que...?

Por qué están las encías tan sensibles y sangran durante el embarazo

Durante el embarazo fluye más sangre a todos tus tejidos, incluyendo los que tienes en la boca. Esto puede producir encías sensibles y sangrantes. Pero aunque tengas esas molestias, debes seguir usando la seda dental. La falta de higiene dental se ha asociado a partos prematuros. No está muy claro por qué, pero se cree que las bacterias que aparecen cuando hay poca higiene dental, o cuando hay algún abceso o bolsa de pus, pueden entrar en la corriente sanguínea y causar un parto prematuro. Por eso el embarazo es un momento excelente para ver al dentista y hacer una limpieza... ¡aunque solo sea porque después no vas a tener mucho tiempo!



24 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebé no para de crecer! Desde la semana pasada ha aumentado un cuarto de libra (alrededor de 113 gramos). Mide ya 1 pie de largo (casi 30,5 centímetros) y está engordando de manera proporcionada. En estas semanas en las que ya tiene todo formado, tu bebé está "perfeccionando" sus órganos como por ejemplo, el cerebro o los pulmones.

Además, cada día puede escuchar más cosas. Quizás te des cuenta de que se asusta si escucha un ruido muy fuerte porque hace un movimiento brusco, aunque probablemente se está acostumbrando a los ruidos de todos los días, como el sonido de la aspiradora o el de algún perro ladrando. Después de que un bebé nace, los padres se suelen sorprender de lo poco que le afectan estos ruidos, pero si lo piensas... ¡ha pasado meses escuchándolos!



Cómo está cambiando tu cuerpo

La parte superior del útero está ahora como 1 pulgada (2,5 centímetros) por encima del ombligo, y tiene el tamaño de un balón de fútbol. Como la piel de tu pecho y de tu abdomen se está estirando, es normal que sientas cierta comezón (picor). Si notas sequedad, usar una crema hidratante te ayudará. También puedes sentir irritación y sequedad en los ojos. Se trata de un síntoma bastante común durante el embarazo. Para aliviarlo puedes usar un colirio de lágrimas artificiales. En esta etapa podrías también sentir que te aprietan los zapatos. Esto no se debe sólo a la hinchazón, sino a que las hormonas del embarazo relajan los ligamentos del cuerpo, haciendo que los huesos de los pies se separen.



¿Sabías que...?

Por qué puedes desarrollar diabetes del embarazo

La diabetes del embarazo ocurre porque las hormonas del embarazo están impidiendo que tu insulina funcione de forma normal. La insulina es una sustancia que segrega el páncreas y que hace que lo que tú comes pueda entrar dentro de tus células y alimentarlas. La insulina es como una llave para permitir que las células se alimenten de glucosa, que es en lo que se convierten los alimentos después de la digestión. Si la glucosa (que también se llama azúcar) no puede entrar dentro de las células, se queda en la sangre, atraviesa la placenta y llega a tu bebé.

Tener tanto azúcar en la sangre es algo así como si estuvieras alimentando a tu bebé todos los días con dulces y golosinas. Esto hace que tu hijito engorde más de lo normal, lo cual aumenta las posibilidades de que el parto vaginal sea difícil o bien sea necesaria una cesárea. Además, el bebé tiene que segregar más insulina para poder procesar todo ese azúcar que está recibiendo. Al nacer, tiene los niveles de insulina muy altos, pero ya no le está llegando ese suministro de azúcar por medio de tu placenta y, por eso, su azúcar en la sangre puede bajar mucho y quizás necesite atención médica.

Generalmente la diabetes del embarazo se controla a través de la dieta y, después del parto, los niveles de azúcar en la sangre regresan a la normalidad para la mayoría de las mujeres. Las mujeres que han tenido diabetes del embarazo tienen más posibilidades de desarrollar diabetes en el futuro, por eso es importante que te controles todos los años para saber si tu nivel de azúcar está bien. Continuar con la forma de comer que has aprendido durante el embarazo te resultará muy beneficioso porque puede evitar que desarrolles la diabetes más adelante.




25 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Desde la cabecita hasta los pies, tu bebé mide ahora alrededor de 13,5 pulgadas (unos 34 centímetros). Pesa 1,5 libras (unos 680 gramos) y, aunque no te parezca mucho peso, su cuerpo se ve ya más llenito, en vez de delgadito y largo. A medida que vaya engordando, su piel tendrá menos arrugas y se verá más suave. Cada día se parece más al recién nacido que conocerás en unas semanas. Su cabello ya tiene color y textura, aunque una vez que haya nacido, podría cambiar. Por ejemplo, los bebés que nacen pelirrojos pueden ponerse rubios (güeros), los que tienen pelo oscuro pueden tener luego mechas de un color más clarito y, a menudo, los rubios se convierten en morenos.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Tu bebé no es el único que tiene más cabello. Es posible que tu pelo se vea ahora más abundante y sedoso que nunca. No es que te esté creciendo más cabello, sino que se te cae menos. También puede que notes un vello corporal más denso y de color más oscuro, e incluso observes que tienes vello en la barbilla, el labio superior, la mandíbula, los pómulos, los pechos o hasta en el vientre. Esto se debe al incremento de las hormonas sexuales que se conocen como andrógenos. Todo regresará a la normalidad en las semanas posteriores a que nazca el bebé.

Cuando te hagan la prueba de tolerancia a la glucosa entre las 24 y las 28 semanas, tu doctor querrá tomar un poco más de sangre para analizarla y comprobar que no tienes anemia. Aunque el volumen de la sangre aumenta mucho durante el embarazo, la cantidad de glóbulos rojos disminuye, y a veces se produce un tipo de anemia conocida como anemia fisiológica, bastante común en el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Si los análisis de sangre muestran que tienes anemia, el doctor probablemente te recomiende que tomes un suplemento de hierro.


Hacer ejercicio sigue siendo seguro, pero presta mucha atención a las señales que te envía tu cuerpo: no hagas ejercicio si te sientes muy cansada y detente si sientes cualquier dolor o estás fatigada, mareada o sin aliento. No pases demasiado tiempo recostada sobre tu espalda, ni hagas ejercicios en los que puedas perder el equilibrio. Asegúrate de beber mucha agua y dejar tiempo para hacer un calentamiento y para un periodo de enfriamiento.



¿Sabías que...?

Por qué quizás tengas comezón (picor) en la piel

Durante el embarazo, tu piel se está estirando para acomodar el desarrollo de tu bebé y el peso que estás aumentando. Además, necesitas más líquidos, por eso es importante vigilar que siempre estás hidratada. La hidratación insuficiente, combinada con el estiramiento de la piel, puede provocar comezón. Sin embargo, si tienes una comezón que dificilmente puedes soportar, puede que estés sufriendo una enfermedad que aparece durante el embarazo que se llama PUPP, que son las siglas en inglés de pápulas y placas de prúrito de urticaria en el embarazo. Si la comezón te resulta insoportable, usa mucha crema hidratante, bebe mucha agua y evita los baños calientes o frecuentes. Si todavía te molesta mucho la comezón, debes consultar con tu doctor.



26 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé pesa un poquito menos de 2 libras (algo menos de1 kilo) y mide 14 pulgadas (35,5 centímetros) desde la cabecita hasta los talones. Su peso se triplicará desde ahora hasta que nazca, ya que en las próximas semanas irá acumulando grasa muy rápidamente. El bebé necesita toda esa grasa para poder ajustarse a las temperaturas más frías que hay fuera de ese lugar tan calentito donde se encuentra ahora. Además, esa grasa será una fuente de energía y calorías en sus primeros días de vida. Es común que los recién nacidos, especialmente aquellos que son antados, pierdan peso en la primera semana (algunas veces hasta un 10 por ciento de lo que pesaban al nacer).

Los nervios en los oídos del bebé cada vez se están desarrollando más y por eso podrías notar que responde de una forma más consistente a los sonidos que le llegan de afuera. Asimismo, ahora respira de vez en cuando un poquito de líquido amniótico, para practicar las primeras bocanadas de aire que tomará cuando nazca.


Cómo está cambiando tu cuerpo

En estas semanas es posible que tu presión sanguínea suba un poco, hasta llegar al nivel que tenías antes de quedar encinta. (Entre las semanas 22 y 24 la presión suele estar en su punto más bajo.) Aunque la preeclampsia a menudo aparece en el último trimestre, éste es un buen momento para conocer los síntomas de esta enfermedad, que puede ser tan peligrosa para el bebé como para ti. Afortunadamente la preeclampsia no es muy común y sólo se da en un 3 a 7 por ciento de todos los embarazos. Los síntomas de esta afección son una súbita hinchazón en las manos y la cara, un repentino aumento de peso (debido a la retención de agua), visión borrosa, ver puntos frente a los ojos, dolores de cabeza repentinos o persistentes o dolor en la parte superior del cuerpo. Tu doctor sabrá si tienes preeclampsia porque en las visitas prenatales comprobará tu presión y si hay proteína en tu orina, pero, de todas formas, llámalo de inmediato si sientes cualquiera de los síntomas anteriores. La identificación temprana de la preeclampsia es esencial para tu salud y la de tu bebé.

¿Tienes estreñimiento? Ésta es una de las molestias más comunes del embarazo. La mitad de las mujeres embarazadas lo padece. La razón por la que estás estreñida es que el sistema digestivo trabaja ahora más lentamente y el peso del útero presiona en el recto. Es posible que las tabletas de hierro también estén contribuyendo a este problema.


¿Sabías que...?

Las contracciones Braxton Hicks

Las contracciones Braxton Hicks son contracciones involuntarias de útero que ocurren durante el embarazo. Generalmente empiezan en la semana 6, pero probablemente no las notes hasta mediados del embarazo, si es que las notas (algunas mujeres no las notan). Hasta las últimas semanas suelen ser poco frecuentes, irregulares y no duelen. Alrededor de las dos semanas antes del parto pueden darse con más frecuencia y ser algo más intensas. También pueden ayudar al útero a madurar e incluso empezar a afinarlo o dilatarlo en preparación para el parto. A menos que las contracciones sean muy frecuentes u ocurran a intervalos regulares (como cuatro cada hora), esto no debe preocuparte.




27 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé está ya ocupando casi todo el espacio en el útero. Esta semana pesa unas 2 libras (casi un kilo) y mide alrededor de 14,4 pulgadas (36,5 centímetros), desde su cabecita hasta los talones. Ahora abre y cierra los ojitos, se chupa el dedo, y tiene ya su horario regular de dormir y estar despierto. Sus pulmones todavía no están totalmente desarrollados, pero si naciera antes de tiempo, podría respirar con ayuda. Y si súbitamente sientes unos saltitos rítmicos... ¡seguramente es que tiene hipo! A partir de ahora será bastante común que notes cuando esto ocurre. El hipo no suele durar mucho y además, a él o a ella no le molesta, así que disfruta las cosquillitas que te hace. Por otro lado, el bebé está ahora más activo porque su cerebro está cada vez más desarrollado.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Tu cuerpo se está preparando ahora para la recta final, y puede que estés empezando a notar nuevos síntomas, como dolores de espalda. Alrededor de la mitad de las mujeres embarazadas padecen algún tipo de dolor de espalda. El dolor en la parte baja de la espalda es bastante común, pero más frecuente aún es el dolor en la parte posterior de la pelvis. Es un dolor que se siente muy adentro de las nalgas, en uno de los lados de la espalda, o en ambos, y algunas veces acompañado también de dolor en la parte de atrás de los muslos. El dolor puede aparecer a consecuencia de actividades como caminar, subir escaleras, levantarse o sentarse en una silla baja, girarse y levantar algo que pesa. Las posiciones en las que las caderas están dobladas, como cuando estás sentada en una silla y te inclinas hacia delante, pueden hacer que el dolor en la pelvis empeore.

También es posible que sientas calambres en los músculos de las piernas de vez en cuando. Esto es por todo el peso extra que tienes, y también porque el útero está haciendo que trabajen más el sistema circulatorio, así como los nervios que van desde el tronco hasta las piernas. Desgraciadamente, es muy posible que los calambres empeoren a medida que el embarazo avance. Los calambres en las piernas son más comunes durante la noche, pero también pueden aparecer durante el día. Una forma de aliviarlos es estirar los músculos de las pantorrillas (la parte de atrás de las piernas, entre la rodilla y el pie). Para hacerlo, ponte de pie, con la rodilla un poco doblada y el talón apoyado en el suelo, apunta los dedos de los pies hacia adelante y flexiónalos luego hacia arriba, hacia la espinilla. Caminar durante algunos minutos o darte un masaje en la pantorrilla, a veces también ayuda.



¿Sabías que...?

Los antojos por ciertos alimentos

Escucha lo que dice tu cuerpo: es posible que esos antojos del embarazo te estén dando una idea de lo que tu cuerpo necesita ahora. Si tienes muchos antojos de comer carne, puede ser una señal de que necesitas más hierro o proteína en tu dieta, mientras que si lo que deseas es comer helado y queso, esto puede indicar que tu cuerpo necesita más grasas y calcio. Hazle caso a tu cuerpo, siempre que lo que se te antoje sea comida, y no cosas como tierra, tabaco o pintura seca (un síntoma de una enfermedad llamada pica, que afecta a algunas mujeres embarazadas).




28 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebito pesa un poco más de 2 libras (alrededor de 1 kilo) y mide unas 14,8 pulgadas (un poco más de 37,5 centímetros), desde la parte de arriba de la cabecita hasta los talones. También continúa acumulando grasa a medida que se acerca la hora de salir al mundo. Lo más emocionante de esta semana es que ya puede abrir y cerrar los ojos que, además, ¡hasta tienen pestañas! Todavía no los abre para ver, es más bien un reflejo, pero no falta mucho para que te esté mirando a ti con esos preciosos ojitos.



Cómo está cambiando tu cuerpo

En esta época, estarás visitando a tu doctor cada dos semanas para que te pueda vigilar con más atención. Más adelante, en la semana 36, probablemente te vea cada semana. Dependiendo de tus circunstancias, tu doctor te podría recomendar repetir los análisis de sangre para determinar si tienes VIH o sífilis, así como los cultivos para descartar la clamidia y la gonorrea. Esto es para estar seguros de cuál es tu estado de salud antes del parto, ya que identificar y tratar estas infecciones es muy importante para la salud de tu bebé. Si en los análisis de sangre que te hicieron en la primera visita se supo que tienes el factor Rh negativo, te pondrán una inyección de inmunoglobulina Rh para evitar que desarrolles anticuerpos que podrían atacar la sangre del bebé. (Si éste es Rh positivo, te darán otra inyección de inmunoglobulina Rh después del parto.)

¿Sientes como una desazón en las piernas por la noche? El hormigueo en las piernas y un deseo muy fuerte de moverlas tiene un nombre: se llama síndrome de las piernas inquietas o RSL por sus siglas en inglés. Nadie sabe qué es lo que lo causa, pero es común entre las mujeres embarazadas y puede hacer que te sea difícil relajarte cuando estás sentada o intentando conciliar el sueño.


¿Sabías que...?

Por qué es mejor dormir sobre el lado izquierdo

La vena cava es la vena que devuelve la sangre de la parte inferior de tu cuerpo hasta tu corazón. Esta vena está a lo largo de la parte derecha de tu columna vertebral y puede comprimirse si duermes sobre la espalda, debido a que tu útero tiene ahora mucho peso. La compresión de la vena cava puede causarte mareos, náuseas y una disminución del flujo de sangre que le llega a la placenta y al bebé. Por eso dormir sobre tu lado izquierdo ayuda a asegurar la circulación adecuada. Pero si no te sientes cómoda recostada sobre el lado izquierdo, o tu cuerpo cambia de postura sin que te des cuenta por la noche, no te inquietes: las mujeres que están comprimiendo la vena cava, cambian inconscientemente de posición





29 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebé está creciendo muy rápido! Esta semana pesa alrededor de media libra más de lo que pesaba la semana pasada (en total, unas 2,5 libras o 1,13 kilos). Además, mide 15 pulgadas (38 centímetros) desde la cabecita hasta los talones. Los músculos y pulmones siguen desarrollándose y la cabecita está creciendo para acomodar el cerebro, que cada día está más grande. Como está creciendo tanto, ahora es cuando más nutrición necesita. Para que tanto tu bebito como tú estén bien alimentados, necesitas tomar suficientes proteínas, vitamina C, ácido fólico, hierro y calcio. (Cada día se depositan en el esqueleto de tu bebé unos 200 miligramos de calcio, que van endureciendo sus huesitos.)



Cómo está cambiando tu cuerpo

En estas semanas ya podrás sentir los movimientos de tu bebé con mucha más claridad. Presta atención a las pataditas y golpecitos y habla con tu doctor siempre que notes que hay una disminución en la actividad. Quizás te pida que tomes nota de la frecuencia con la que lo sientes moverse, para asegurarte de que todo está bien. Debes notar al menos diez movimientos en dos horas.

En esta etapa es posible que sientas de nuevo acidez (agruras) y estreñimiento. La progesterona, una hormona del embarazo, relaja el tejido muscular liso en todo el cuerpo, incluyendo el intestino. Esta relajación, junto con lo apretadas que están las cosas en el abdomen, puede causar gas, especialmente después de una comida grande. Otro problema del que es responsable el tamaño de tu útero (y el estreñimiento), son las hemorroides. Las hemorroides son simplemente venas hinchadas en el recto. Son muy comunes durante el embarazo y generalmente desaparecen poco después del parto.


¿Sabías que...?

Por qué tu cabello tiene más cuerpo

No es tu imaginación, tu cabello tiene más volumen que antes, porque las hormonas del embarazo hacen que el cuerpo retenga los cabellos más de lo normal. No es que te esté saliendo más cabello, es que estás perdiendo menos cabello. Hay tres fases diferentes de crecimiento del cabello: crecimiento, descanso y eliminación. Durante el embarazo, y por unos pocos meses después, tu cuerpo pasa sólo por las fases de crecimiento y descanso. Luego, unos pocos meses después del parto, comienza la fase de eliminación y el cabello que tu cuerpo ha estado reteniendo durante nueve meses, comienza a caer, según la Dra. Margaret Pfeifer, obstetra y ginecóloga de la Clínica Mayo, en Minessota. Esta pérdida de cabello durante el posparto puede resultar alarmante, pero es totalmente normal.




30 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé mide un poco más de 15 pulgadas y media (alrededor de 39 centímetros) y ahora pesa casi 3 libras (unos 1,4 kilos). Está flotando en casi medio litro de líquido amniótico, pero ese volumen disminuirá a medida que crezca y ocupe todo el útero. Ahora puede distinguir entre la luz y la oscuridad, ¡e incluso puede seguir con sus ojitos una luz que se mueve! Cuando nazca, mantendrá los ojos cerrados la mayor parte del tiempo, pero cuando los abra, responderán a los cambios de luz. Sin embargo, sólo podrá ver las cosas que tenga a unas pulgadas o centímetros de su rostro. Pero no te preocupes, porque cuando lo tengas en brazos, ¡a ti te verá perfectamente!


Cómo está cambiando tu cuerpo
Puede que te sientas un poco cansada estos días, especialmente si tienes problemas para dormir. Quizás también te sientas torpe, lo que es perfectamente normal. No solamente tienes ahora mucho más peso, sino que ese peso extra está afectando tu capacidad de mantener el equilibrio, y por si fuera poco, las articulaciones están más flojas debido a las hormonas del embarazo.

¿Recuerdas esos cambios de humor que tuviste al principio del embarazo? Ahora la combinación de las molestias de este trimestre con los cambios hormonales te pueden hacer sentir de nuevo los altibajos emocionales de los primeros meses. Además, es posible que ahora tengas más preocupaciones sobre cómo será el parto, que cada vez está más cerca, y sobre si serás una buena mamá o no. Aunque todo esto es normal, si sientes que cada vez estás más triste o irritable, habla con tu doctor o comadrona. Podrías estar entre el 10 por ciento de mujeres embarazadas que sufren depresión en la última parte del embarazo.



¿Sabías que...?

Por qué son importantes los ejercicios Kegel

Los ejercicios Kegel, que consisten en contraer y relajar los músculos que están alrededor de tu vagina y ano, como si estuvieras intentado detener el chorrito de la orina, pueden evitar la incontinencia urinaria después del parto. La incontinencia significa que a veces no puedes retener la orina y se te escapan unas gotitas cuando haces un esfuerzo, o cuando toses o estornudas. Al hacer ejercicios Kegel fortaleces y tonificas los músculos pélvicos, que sujetan la vejiga, y esto puede compensar el estiramiento que produce la presión del útero agrandado durante tu embarazo. Hacer tan solo 30 Kegels al día puede prevenir la incontinencia urinaria, de acuerdo con Carolyn Sampselle, profesora de lactancia en la Universidad de Michigan

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
JudithPekke
Admin
Admin
avatar

Femenino Mensajes : 56
Fecha de inscripción : 03/02/2010
Edad : 30

MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   Jue Feb 04, 2010 6:36 pm

31 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé mide unas 16 pulgadas (más de 40,5 centímetros). Pesa algo más de 3 libras (cerca de 1,5 kilos) y dentro de poco va a dar otro "estirón". Ahora puede girar su cabecita de un lado a otro. Claro que todavía no sabe que eso quiere decir "no", ¡pero ya verás qué pronto lo aprende cuando nazca! La grasa que ha estado acumulando en los últimos meses hace que sus bracitos y piernas se vean llenos y torneados.



Cómo está cambiando tu cuerpo

¿Has notado que los músculos del útero se contraen de vez en cuando? Algunas mujeres sienten en la segunda mitad del embarazo estas contracciones, que se producen al azar y se llaman contracciones de Braxton Hicks. Duran entre 30 y 60 segundos, no tienen ritmo y son irregulares. En este momento del embarazo deben ser poco frecuentes e indoloras. Sin embargo, hasta las 37 semanas, tu bebé se considera prematuro, y si estás sintiendo contracciones muy frecuentes, incluso si no te duelen, pueden ser una señal de parto prematuro. Llama rápidamente a tu doctor si tienes un aumento o un cambio del flujo vaginal (especialmente si es acuoso, mucoso, de color rosa, o con rastros de sangre), así como si sientes dolor abdominal o cólicos menstruales, más de cuatro contracciones en una hora y un incremento de la presión en el área pélvica o dolor en la parte baja de la espalda, especialmente si no lo has tenido antes.



¿Sabías que...?

Por qué quizás te sale líquido de los pechos

El líquido que sale de tus pechos es una señal de que tu cuerpo se está preparando para alimentar a tu bebé. Lo que ves es el calostro, una sustancia de color amarillento y rica en grasa que nutrirá a tu bebé antes de que te suba la leche. Tu cuerpo empieza a producir calostro en los últimos meses del embarazo y a algunas mujeres les gotea un poco antes de dar a luz. Si a ti no te gotean los pechos, no te preocupes porque también es normal.



32 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé probablemente pesa ya casi 4 libras (unos 1,8 kilos) y mide unas 17 pulgadas (unos 43 centímetros). Sus uñitas ya están completamente formadas. Hay algunos bebés que en esta semana ya tienen cabello, pero otros sólo tienen un poquito de vello, como el que recubre un durazno (melocotón). El bebé ocupa ahora todo el espacio que hay en el útero, ¡pero eso no quiere decir que su nivel de actividad se haya reducido! Quizás hayas escuchado decir que es normal que los bebés se muevan un poco menos a medida que avanza el embarazo, pero eso no es verdad. Si notas una reducción en sus movimientos, debes llamar a tu doctor.



Cómo está cambiando tu cuerpo

El volumen de tu sangre (plasma, más glóbulos rojos) es ahora un 40 ó 50 por ciento mayor que antes de quedar embarazada, porque ahora tu cuerpo también se tiene que hacer cargo del bebé. Esta cantidad extra compensa además la sangre que puedas perder durante el parto. Ahora estás aumentando más o menos 1 libra (1/2 kilo) a la semana y aproximadamente la mitad de ese peso va a tu bebé. El útero presiona hacia arriba, cerca del diafragma, y en el abdomen. Esto puede causar a menudo una sensación de que te falta el aire, así como acidez estomacal (agruras).

A medida que el bebé crece, la concentración cada vez mayor de peso en el vientre hace que tu postura y centro de gravedad cambien. Además, tus músculos abdominales se están estirando, las hormonas están haciendo que tus ligamentos se distiendan y tu útero, cada vez mayor, quizás esté presionando algunos nervios. Todo esto puede contribuir a causar dolor en la parte baja de tu espalda y posiblemente también en tus nalgas y caderas. Si tienes mucho dolor o una sensación de hormigueo en las piernas, díselo a tu doctor.


¿Sabías que...?

Por qué a tu bebé le gusta dar pataditas por la noche

Muchas futuras mamás aseguran que sus bebés están más activos por la noche, pero nadie está muy seguro de por qué sucede esto. La explicación tradicional es que las mujeres notan más los movimientos del bebé cuando ellas están quietas y en silencio. Pero al menos un estudio ha encontrado una respuesta diferente: un grupo de investigadores en Canadá hizo un seguimiento a mujeres embarazadas que tenían que hacer reposo en cama y determinaron que los bebés estaban más activos por la noche, incluso aunque sus madres estuvieran las 24 horas acostadas en la cama. Una posible explicación es que a los bebés les gusta moverse y que, cuando estás durmiendo, tu bebé tiene más incentivo para moverse por sí mismo, de acuerdo con el Dr. Mark Taslimi, un profesor de obstetricia y ginecología en el Lucille Packard Children's Hospital en Palo Alto, California.





33 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

Esta semana tu bebé pesa un poquito más de 4 libras (casi 2 kilos) y mide 17,2 pulgadas (43,6 centímetros) desde la cabecita hasta los talones. Gracias al peso que ha subido en las últimas semanas, está perdiendo ese aspecto arrugadito que tenía hasta ahora. La mayoría de los huesos se están endureciendo, aunque los de la cabecita todavía están muy blandos; de hecho, son huesos separados que tienen espacios entre ellos. Esta flexibilidad en los huesos de la cabecita permite que se compriman para pasar por el canal vaginal. La presión es a veces tan intensa durante el nacimiento, que algunos bebés nacen con la cabeza en forma de cono. Pero no te preocupes porque esto es totalmente normal y no les hace ningún daño. Además es temporal, porque en poco tiempo tienen un aspecto normal. A pesar de esto, los huesos de la cabeza no estarán completamente unidos hasta que el bebé tenga entre 9 y 18 meses.



Cómo está cambiando tu cuerpo

Es posible que sientas algún dolor, e incluso insensibilidad en los dedos, muñecas y manos. Si eres como muchas mujeres embarazadas, las molestias generalmente aparecerán por la noche, o cuando te levantes por la mañana. Al igual que otros muchos tejidos del cuerpo, los tejidos de la muñeca también se pueden hinchar, lo que aumenta la presión en el túnel carpiano, un canal de hueso que hay en la muñeca. Los nervios que pasan a través de este "túnel" se pinzan, creando una sensación de adormecimiento y hormigueo, un dolor sordo, punzadas de dolor agudo o sensación de quemazón.


Muchas comadronas recomiendan dar masajes en el perineo (el área alrededor de la vagina) para ayudar a prevenir los desgarros durante el nacimiento. No todo el mundo se siente cómodo con este tipo de masaje, pero si quieres probarlo, ahora es un muy buen momento para empezar. Así es como se hace:

• Lávate las manos y luego siéntate en un área templada y cómoda, con las piernas separadas y en una posición semi-recostada. Pon un poco de aceite de vitamina E (el que está dentro de las cápsulas de vitamina E), o bien aceite de oliva puro, en tus dedos y pulgares y también alrededor de tu perineo.

• Sitúa tus pulgares alrededor de 1 a 1 y 1/2 pulgada (2.5 a 4 cm), que es como por debajo de la primera falange, dentro de tu vagina. Presiona hacia abajo (hacia el recto) y hacia los lados, al mismo tiempo. Continúa estirando suavemente, pero con firmeza, hasta que sientas una pequeña quemazón u hormigueo. Mantén este estiramiento durante unos 2 minutos, o hasta que la sensación de quemazón u hormigueo empiece a desaparecer.

• De forma lenta y suave, comienza a masajear la parte de abajo del canal vaginal, enganchando tus dedos en los lados del canal vaginal y jalando con suavidad estos tejidos hacia adelante, como lo hará la cabeza de tu bebito durante el nacimiento. Sigue haciéndolo durante 3 ó 4 minutos.

• Hazlo con suavidad, porque son tejidos muy sensibles. Durante el masaje, evita presionar la uretra (por donde sale la orina), porque esto puede causar irritación o infección.



¿Sabías que...?

Por qué te resulta ahora más difícil respirar

Necesitas mas oxígeno a medida que tu bebé crece, pero ahora tu bebé está comprimiendo tus pulmones y haciendo que te sea un poquito más dificil respirar profundamente. Tener una ligera sensación de ahogo es un síntoma bastante normal del embarazo, pero si sientes que no puedes respirar al hacer tus tareas diarias, o te duele al respirar, debes decírselo a tu doctor.




34 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebito pesa esta semana alrededor de 4,75 libras (un poco más de 2 kilos) y ya mide unas 18 pulgadas (unos 46 centímetros) desde la cabeza hasta los talones. El sistema nervioso sigue madurando y tiene los pulmones ya desarrollados. Es una gran noticia, en caso de que decida que quiere nacer antes de tiempo. Si has estado nerviosa pensando en que quizás tengas un parto prematuro, puedes relajarte porque el 99 por ciento de los bebés que nacen a esta edad, sobreviven, y además la mayoría no tienen problemas por haber sido prematuros.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Puede que últimamente te sientas un poco fatigada, y eso es algo perfectamente normal. ¡Imagínate todos los cambios por los que ha pasado tu cuerpo hasta ahora! Tómate las cosas con más tranquilidad porque tienes que ahorrar energía para el día del parto. Si tienes que pasar mucho tiempo parada, intenta llevar una faja o cinturón especial para el embarazo que te ayude a soportar el peso del vientre y lo distribuya mejor.

La mayoría del tiempo, tanto el sistema nervioso como el sistema cardiovascular se ajustan a los cambios que ocurren en tu cuerpo, pero a veces, no pueden y eso hace que te marees. El mareo o vértigo se puede dar debido a una variedad de causas, como por ejemplo, levantarse demasiado rápido, tener poco azúcar en la sangre, tener anemia severa o demasiado calor. Algunas mujeres encintas desarrollan una enfermedad que se llama "síndrome hipotensivo supino". El síndrome puede ocurrir cuando estás recostada sobre la espalda, porque esto hace que cambien el ritmo de tu corazón y tu presión sanguínea. Así que quizás te sentirás mareada hasta que cambies de posición.

Asimismo, podrías notar algunos granitos rojos o ampollas en el vientre que causan comezón (éstos pueden aparecer también en los muslos y nalgas). Esta condición se llama pápulas y placas pruriginosas y urticariformes del embarazo (PUPPP, por sus siglas en inglés) y es generalmente inofensiva. De todas formas, debes decírselo a tu doctor, incluso si no tienes urticaria y especialmente si eres de ascendencia chilena, porque puede indicar un problema en el hígado.


¿Sabías que...?

El hipo de tu bebé

Los científicos no conocen exactamente la causa del hipo en los adultos y tampoco saben explicar muy bien el hipo en el feto. El hipo de tu bebé — que es una contracción involuntaria del diafragma — es totalmente normal y no es un motivo de preocupación. Incluso puede ser motivo de alegría, porque el hipo solo ocurre cuando el sistema nervioso está totalmente desarrollado en el segundo trimestre y eso quiere decir que tu bebé se está desarrollando normalmente. Pero tampoco te preocupes si no sientes el hipo de tu bebé, porque algunas mamás lo sienten y otras no (el hipo se siente como una serie repetida de pequeñas sacudidas del bebé).




35 semanas de embarazo



Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebito se está poniendo grande! Ya pesa un poco más de 5 libras (unos 2,3 kilos, como un paquete grande de azúcar) y mide más de 18 pulgadas (más de 46 centímetros) desde la cabeza hasta los talones. Todavía sigue todo enrolladito dentro de ti y está ya un poco apretado en el útero. Ya no flota como antes y no da los saltos que daba. Pero el que tenga menos espacio no significa que se mueva menos: tu bebé debe seguir dando pataditas con la misma frecuencia que lo hacía antes. Si notas que se mueve menos, debes llamar a tu doctor. Los riñones están ahora completamente desarrollados y el hígado también está comenzando a funcionar. La mayoría de su desarrollo físico básico está ya completo. En las próximas semanas se dedicará a aumentar de peso.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Tu útero, que ahora ya te llega hasta debajo de las costillas, ha aumentado unas 15 veces desde su tamaño original. Quizás sientas que ya no te queda espacio para acomodarlo. Si pudieras mirar adentro, verías que ya queda menos líquido amniótico, y que tu bebé está muy grande. El útero también está presionando sobre los órganos internos, y por eso tienes que ir tantas veces al cuarto de baño y sufres de acidez (agruras) y otros problemas digestivos. ¡Si no tienes esos problemas, eres una de las pocas mujeres con esa suerte!

Probablemente tu doctor quiera verte ahora cada semana y te pida que cuentes los movimientos del bebé para poder controlar su nivel de actividad. Entre ahora y la semana 37 de embarazo, hará una prueba para comprobar las bacterias que hay en la vagina y descartar que esté presente el estreptococo del grupo B. El cultivo se hace pasando un palito, parecido a los que se usan para los oídos, pero más largo, por la vagina y el recto. Esta prueba no es dolorosa. El estreptococo del grupo B generalmente no causa daños en los adultos, pero si lo tienes y se lo contagias al bebé durante el parto, puede causarle complicaciones (como neumonía, meningitis o una infección en la sangre). Debido a que entre el 10 y el 30 por ciento de las mujeres embarazadas tienen la bacteria, y no lo saben, es importante hacerse esta prueba. (Las bacterias aparecen y desaparecen por sí solas, por eso es que no te hacen la prueba antes). Si tienes la bacteria, te darán antibióticos intravenosos durante el parto, lo cual reducirá el riesgo de infectar al bebé en un 70 por ciento.



¿Sabías que...?

Por qué andas balanceándote

A medida que te acercas a la fecha prevista para el parto, el cartílago blando de tu pelvis empieza a expandirse para que el bebé pueda pasar por el canal vaginal más fácilmente. Esta expansión hace que las mujeres embarazadas caminen balanceándose, dice Carolyn Sampselle, profesora de enfermería en la Universidad de Michigan. El encajamiento, que es cuando tu bebé desciende hacia la parte más baja de la pelvis antes de nacer, también puede hacer que camines balanceándote. Algunas mujeres experimentan el encajamiento semanas antes de que sus bebés nazcan.




36 semanas de embarazo




Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebé sigue aumentando de peso! Cada día pesa una onza más (unos 28 gramos y pico). Ahora pesa casi 6 libras (alrededor de 2,7 kilos) y mide un poco menos de 19 pulgadas (unos 47,5 centímetros). Está perdiendo poco a poco el vellito que lo cubría durante las semanas anteriores, así como la sustancia cremosa (vernix caseosa) que ha recubierto su piel durante todo el tiempo que ha estado flotando en el líquido amniótico. Junto con el líquido amniótico que traga, el bebé también traga la vernix caseosa y el vello que pierde, además de otras secreciones. Toda esa mezcla, que tiene un color negro o verde muy oscuro y se llama meconio, formará su primera evacuación. Por eso, ¡no te asustes cuando le cambies los primeros pañales y los encuentres todos negros!

Al final de esta semana, el bebé habrá llegado a término. Los bebés que nacen antes de las 37 semanas se consideran prematuros y los que nacen entre las 37 y las 42 semanas, a término. Lo más probable es que esté ya situado en posición para nacer, con la cabecita hacia abajo. Si para la semana que viene no se ha puesto en posición, es posible que tu doctor sugiera una "versión cefálica exterior," que es una forma de decir en lenguaje médico, que el doctor tratará de girar a tu bebé para que se ponga en la posición ideal para el nacimiento, empujándolo con una mano desde la parte exterior de tu vientre.


Cómo está cambiando tu cuerpo

Ahora que el bebé continúa creciendo y presionando tus órganos internos, podrías sentir que ya no tienes tanta hambre como tenías hace unas semanas. En este periodo te resultará más fácil digerir comidas pequeñas y frecuentes. Si el bebé empieza a encajarse en la pelvis, puede que tengas menos acidez (agruras) y menos sensación de ahogo. Este descenso del bebé en la pelvis se llama encajamiento y lo más común es que ocurra antes del parto, si éste es tu primer bebé. El encajamiento puede incrementar la presión en la parte baja del vientre y hacer que caminar te resulte incómodo. Algunas mujeres dicen que sienten como si llevaran una bola de jugar a los bolos entre las piernas, o como si el bebé se fuera a salir (no te preocupes, ¡no se va a caer!).

¿Estás despistada? Olvidarte de las cosas es normal durante el último trimestre. Puedes sentirte abrumada o simplemente distraída por los grandes cambios que está a punto de experimentar tu vida, además de cansada, si no puedes dormir bien por las noches.

También es posible que sientas que las contracciones de Braxton Hicks son ahora un poco más frecuentes. Éste es un buen momento para revisar con tu médico exactamente cómo y a dónde lo tienes que llamar, cuando creas que tu parto ha empezado. Por regla general, debes llamarlo si tienes contracciones regulares cada cinco minutos, durante una hora. Si tienes señales de parto esta semana, llámalo de inmediato, porque el bebé se considera prematuro hasta la semana 37. También debes llamarlo enseguida si rompes aguas (rompes la fuente o bolsa), si piensas que te está goteando un poco de líquido amniótico, si notas que el bebé ya no está tan activo o si tienes hemorragia vaginal, fiebre, dolores de cabeza muy fuertes, dolor abdominal o cambios en la visión.



¿Sabías que...?

Por qué tienes acidez (agruras)

La válvula que generalmente mantiene los ácidos estomacales fuera del esófago, se relaja y se expande durante el embarazo. El resultado es que los ácidos estomacales, en lugar de quedarse confinados en el estómago, suben por el tracto digestivo, produciendo una sensación de ardor o quemazón. A medida que tu bebé y tu útero crecen, presionan tu estómago hacia arriba y eso puede empeorar todavía más el problema. Si padeces de acidez, intenta dormir en ángulo, evita doblarte, y si el problema persiste, pídele a tu doctor que te recete algún medicamento para la acidez que sea seguro durante el embarazo.




37 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Felicitaciones! Tu embarazo se considera ahora a término, o llegado a su fin. Eso significa que el bebé está completamente desarrollado y listo para poder vivir sin ayuda fuera de tu vientre. Probablemente pesa ahora más de 6 libras (unos 3 kilos) y mide entre 19 y 20 pulgadas (48 y 51 centímetros), desde la cabeza hasta los talones. Si tienes síntomas de preeclampsia, quizás tu doctor te recomiende inducir el parto esta semana.

Muchos bebés tienen la cabecita toda recubierta de cabello en el momento de nacer. ¡Algunos de ellos lucen una auténtica melenita de hasta 1,5 pulgadas de largo (casi 4 cm)! No te sorprendas si el color del cabello del bebé no es el mismo que el tuyo. Las parejas que tienen el cabello oscuro a veces se quedan boquiabiertas al ver que su bebé nace rubito (güero) o pelirrojo, y las parejas de cabello claro también pueden llevarse la sorpresa de que su recién nacido tenga el cabello negro como el azabache. Claro que también hay bebés que nacen sin cabello o con un vellito parecido al del durazno (melocotón).



Cómo está cambiando tu cuerpo

Esta semana quizás te sientas bastante incómoda y no puedas dormir bien por la noche. Según las investigaciones realizadas, durante el tercer trimestre es cuando peor se duerme.

En esta etapa también puedes sentir muchas más contracciones de Braxton Hicks y, además, éstas pueden durar más o ser más incómodas. Algunas veces, cuando comienzan a venir muy seguidas, podrías creer que el parto ya ha empezado. Quizás también sientas que tienes más flujo vaginal que antes. Si ves que tiene huellas de sangre o es rosado y mucoso puede que estés expulsando el tapón mucoso que sella el útero, y esto significa que ¡probablemente el parto esté muy cerca! (Si tienes algún otro tipo de pérdidas o una hemorragia vaginal, llama a tu doctor inmediatamente.)



¿Sabías que...?

Por qué quiere verte el doctor cada semana

En el último mes de embarazo hay más posibilidades de desarrollar una enfermedad bastante seria que se llama preeclampsia. Ésta es la razón por la que tu doctor quiere verte ahora con más frecuencia. Tu médico comprobará la presión de tu sangre para asegurarse de que no es demasiado elevada, que no hay un exceso de proteína en tu orina, y que tus manos y tu cara no están excesivamente hinchadas, ya que estos son tres síntomas clave de preeclampsia. Tu doctor también querrá asegurarse qeu tu bebé está bien. La placenta se va deteriorando a medida que transcurre el embarazo y, generalmente, a las 42 semanas ya no alimenta a tu bebé con glucosa, ni elimina sus desechos correctamente. Si tu doctor piensa que hay algún riesgo para tu bebé, puede que recomiende inducir el parto.





38 semanas de embarazo

Cómo se está desarrollando tu bebé

Tu bebé ha engordado mucho. Probablemente pesa entre 6 y 7,5 libras (entre 2,7 y 3,4 kilos) y mide entre 19 y 20 pulgadas (entre 48 y 51 centímetros). Ya puede agarrar con sus manitas. ¡Ya verás qué emoción sientes cuando te agarre un dedo al poquito de nacer! Sus órganos están completamente desarrollados y en su lugar. Sus pulmones y su cerebro ya podrían funcionar si naciera ahora mismo, aunque continuarán madurando durante toda su infancia.

¿No sabés cuál será el color de sus ojos? Puede que cuando nazca todavía no lo sepas con seguridad. Si nace con los ojos marrones, probablemente permanecerán así. Pero si son de color gris o de color azul oscuro al nacer, es posible que se le queden grises o azules, o que se vuelvan verdes, de color miel o incluso marrones, para cuando cumpla los 9 meses. Esto es porque el iris del ojo (la parte del ojo que tiene color) puede acumular más pigmento después de que nazca, pero no se puede volver más claro o más azul. (Los ojos de color verde, miel o marrón, tienen más pigmento que los ojos grises o azules).



Cómo está cambiando tu cuerpo

Estas dos últimas semanas se te pueden hacer un poco largas. Pero es un buen momento para arreglar el cuarto del bebé o hacer algunas de las cosas que no podrás hacer cuando haya nacido. Toma todas las siestas que puedas, lee o simplemente relájate.

En estas últimas semanas es normal que se te hinchen las piernas, pero si sientes alguna hinchazón en las manos o en la cara, o si aumentas súbitamente de peso, o tienes dolores de cabeza persistentes, visión borrosa o ves puntos frente a los ojos, o bien sientes dolor en el abdomen, llama a tu doctor de inmediato porque esto pueden ser síntomas de una enfermedad muy seria que se llama preeclampsia.



¿Sabías que...?

Por qué rompes aguas (la fuente o la bolsa)

La membrana que contiene el líquido amniótico está compuesta por una red de células que pueden debilitarse con las hormonas, la presión de tu útero o la fuerza de las contracciones del parto. Cuando esta red se rompe completamente, rompes aguas. Una vez que has roto aguas, es muy posible que tu parto empiece pronto, aunque hay mujeres cuyo parto se inicia antes de que rompan aguas.





39 semanas de embarazo


Cómo se está desarrollando tu bebé

¡Tu bebé está listo para llegar al mundo! Ahora sigue y sigue acumulando grasa para poder mantenerse calentito al nacer. Es muy probable que mida unas 20 pulgadas (51 centímetros) y que pese un poco más de 7 libras (unos 3,2 kilos). Los varones tienden a ser un poco más gorditos que las hembras. Los órganos están completamente desarrollados y, a medida que ha ido aumentando de peso, todas las arruguitas y pliegues que tenía en la piel han ido desapareciendo. A pesar de que está ya muy apretadito en tu vientre, se mantendrá activo hasta la hora del parto. Si notas que disminuye su actividad, llama a tu doctor porque esto podría indicar que hay un problema.



Cómo está cambiando tu cuerpo

En cada visita, tu doctor te hará un examen abdominal para saber cuál es el crecimiento y la posición del bebé. Quizás también quiera hacerte un examen interno para saber si el cuello uterino ha empezado a afinarse (hacerse más delgadito) o a dilatarse (abrirse). Si pasa la semana y el bebé todavía no quiere salir, ¡no te desesperes! Solamente un 5 por ciento de los bebés nacen en la fecha prevista. Si te pasas de la fecha, el doctor te hará una serie de pruebas fetales después de las 40 semanas para asegurarse de que es seguro continuar el embarazo. La prueba que se usa más a menudo es una ecografía (ultrasonido). Si el parto no comienza por sí solo, el médico lo inducirá cuando hayas sobrepasado entre una y dos semanas la fecha prevista.

Quizás hayas visto en algunas comedias de televisión, que las mujeres siempre rompen aguas (la fuente o bolsa) de manera muy espectacular, en medio de un lugar lleno de gente, y que inmediatamente se ponen de parto. Pero no debes preocuparte, porque este tipo de escenas no son nada comunes. Tan sólo en un 15 por ciento de los casos, el saco amniótico se rompe justo antes de empezar el parto. De todas formas, si rompes aguas, o si sospechas que lo has hecho, llama a tu doctor lo antes posible y estáte tranquila, porque todavía pueden pasar horas hasta que sientas la primera contracción. De igual forma, debes llamarlo si sientes que el bebé ya no se está moviendo como antes, tanto si has roto aguas como si no.

En cualquier caso, hay signos más comunes de que el parto va a empezar. Por ejemplo, sentir un flujo mucoso al ir al baño o verlo en tu ropa interior. Esta mucosidad forma un tapón que sella el cuello del útero durante el embarazo para proteger a tu bebé de infecciones. Es posible que tenga un poco de sangre de color marrón, rosado o rojo. Si tienes pérdidas de sangre que manchan un poco tu ropa interior, o una hemorragia vaginal, en vez de este flujo mucoso con pequeños restos de sangre en él, debes llamar a tu doctor de inmediato. El parto generalmente empieza uno o dos días después de haber visto el tapón mucoso. Otra señal de que el parto ha comenzado es tener contracciones regulares, que cada vez vienen a intervalos más cortos. Tu doctor te dirá cuándo debes llamarlo, pero probablemente será cuando las contracciones se prolonguen por espacio de un minuto, cada cinco minutos, durante una hora. El intervalo entre contracciones se mide desde el principio de una hasta el principio de la otra.


¿Sabías que...?

De dónde vienen las energías renovadas que puedes sentir ahora

Es posible que de repente te quieras poner a limpiar los baños enérgicamente, organizar el cuarto del bebé u ordenar la casa. Según los expertos este impulso es probablemente la manifestación moderna de lo que se conoce como el instinto ancestral y casi animal de "anidar", es decir, de preparar "el nido" o tu hogar para acoger a tu bebé.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen][Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Volver arriba Ir abajo
http://mercadillo.foroespana.com
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: desarrollo del feto en el embarazo mes a mes   

Volver arriba Ir abajo
 
desarrollo del feto en el embarazo mes a mes
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 25 Noviembre - Robert Pattinson y Kristen Stewart, ¿embarazo a la vista?
» Seúl Planea el Desarrollo Escalonado de un Caza del Tamaño del Typhoon
» feto falso?
» FETO EXTRATERRESTRE AREA 51 EN FRASCO
» Mectron - Autodiretor Desarrollo de Misiles

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Compra venta e intercambio :: Varios :: Embarazo-
Cambiar a: